Con ayuda de su reconstrucción en 3D podemos viajar al pasado para conocer a este amigo prehistórico.

DL | Innovación en México para la producción de media

Con ayuda de su reconstrucción en 3D podemos viajar al pasado para conocer a este amigo prehistórico.

Hace unos 200 millones de años, en lo que hoy es Warwickshire (centro de Inglaterra), un reptil con forma de delfín murió y sus restos se hundieron en el fondo del mar.

El lugar donde terminó la criatura protegió su cráneo y conservó asombrosos detalles de su estructura, algo que permitió a los científicos hacer una reconstrucción digital de su aspecto.

El fósil, presentado en la revista PeerJ, ofrece una visión única de la vida de un ictiosaurio.

Si quieres conocer más visita:
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46803098?ocid=socialflow_twitter